miércoles, 27 de febrero de 2013

Programas para preescolares, los niños y la televisión

YOLANDA CASTILLO JARAMILLO 
Las caricaturas o dibujos animados pueden ser aprovechados por los padres para hacer de ellos una experiencia lúdica y formativa para aprender jugando.
La televisión en los niños de edad preescolar puede ser un deleite si es en pequeñas dosis. Pero si su consumo es exagerado, puede dar pie a malos hábitos. Siendo uno de los pasatiempos de mayor influencia, así como entretiene e informa, la televisión también resta actividades importantes como la lectura, el juego, las tareas escolares, la convivencia familiar y el desarrollo social y emocional.
La experiencia de los investigadores, educadores y productores les permite entender cómo se puede mostrar algo a un niño de preescolar que a la vez le enseñe y le divierta, siendo utilizada como herramienta educativa que muestre aspectos lúdicos y de formación.

Elementos que debe tener un buen programa para niños pequeños

  • Actividades dignas de ser imitadas (La Casa de Mickey Mouse)
  • Formas constructivas y no agresivas de resolver conflictos
  • Personajes de hombres y mujeres igualmente capaces y fuertes
  • Modelos sociales positivos
  • Personajes de diferentes costumbres y tradiciones de todo el mundo (Dora, La Exploradora)
  • Lecciones que inculcan el amor por el aprendizaje, como por matemáticas, lectura o ciencias entre otros (Sid, el niño científico)
  • Que exista sentido del humor
  • Personajes de distintas edades
  • Que estimule la sana alimentación (Clara en Foodland)
  • Que muestre el interés por los demás (Ni hao Kai Lan)
  • Sin anuncios comerciales para no sentirse abrumados por tanta información, además de contener mensajes con valores erróneos y productos dañinos para ellos, proyectando estereotipos relacionados a mercantilismo, espectos raciales, sociales, culturales, sexuales y de malos hábitos alimenticios

Riesgos que existen en que los niños pequeños vean tanta televisión

  • Sacar malas calificaciones al dedicar más tiempo a la tele que al estudio
  • Leer menos libros
  • Ser sedentarios al hacer menos ejercicio
  • Tener sobrepeso al comer antojitos frente al televisor
  • Convertirse en niños pasivos al perder interés por otros juegos
  • Los niños son impresionables, y pueden entender que cualquier conducta que vean en cuestión a violencia, sexualidad, estereotipos de raza y género, el abuso de drogas y alcohól, puede ser normal, segura y aceptable

Cosas que los padres de familia deben hacer cuando los niños ven televisión

  • Mirar los programas con sus hijos (hacerla una experiencia en familia)
  • Elegir programas apropiados para el nivel de desarrollo de su hijo
  • Poner límites al tiempo que pasan al día frente a la televisión (lo recomendable es 2 a 3 horas solamente)
  • Apagar la televisión durante las comidas y el tiempo de estudio
  • Apagar los programas que no les parezcan apropiados para su hijo
  • Hablar con sus hijos sobre lo que están viendo
  • Señalar los comportamientos positivos como la cooperación, amistad y el interés por otros; hacer la televisión interactiva
  • Hacer relación con los valores personales y familiares, con la historia o lugares (se pueden comprar libros o revistas de interés que traten del programa visto por el niño)
  • Estimular a sus hijos para envolverse en un pasatiempo.
Con la orientación apropiada, los niños pueden aprender a usar la televisión de una manera saludable y positiva. Estimulando así su intelecto, emociones y aprendizaje, sin olvidar que ésta es una ventana al mundo donde se pueden conocer lugares increíbles, países, cultura, gente, arte, ciencias, matemáticas, y de aprender jugando.
SUITE 101, 19/01/2012
Imagen: Sid El Niño Científico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada